Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más
1995

El té de jazmín es muy utilizado en China desde la antigüedad, posee propiedades calmantes que favorecen la recuperación de muchos desequilibrios emocionales que alteran la mente.
Es eficaz para combatir el insomnio y actúa como un sedante natural liberador de tensiones, mejorando los estados de ánimo. Es afrodisíaco ya que estimula los órganos sexuales femeninos (libido), así como antiespasmódico del útero, evitando los dolores menstruales.
Activa la circulación de la sangre y le da energía. Al actuar sobre los elementos madera y metal en el cuerpo, se convierte en un gran purificador de la piel; además, favorece la digestión presta atención al siguiente vídeo.